viernes, 23 de noviembre de 2012

LA FREGONA

GRACIAS A LA FREGONA
Gracias a la fregona dejamos de estar de rodillas y nos pusimos de pie.
Hoy he estado fregando el suelo de mi casa y mi fregona se ha roto,
mañana me compraré otra nueva con 2 ruedecitas, como la que se ha
roto que me va muy bien. Pero fregando, fregando y pensando, pensando,
me ha venido al pensamiento cuando mi madre, como todas las madres,
empezó a enseñarme algunas cosas de la casa como fregar el suelo y
entonces se hacía de rodillas con un cubo lleno de agua y una bayeta que
había que retorcer con las manos y pobres rodillas, se  ponían rojas y dolían, lo mitigábamos con unas rodilleras, que consistían en una plancha de esponja gruesa para arrodillarnos encima............ mañana me compraré una fregona nueva  y seguiré estando de pié.

6 comentarios:

  1. La fregona un gran invento, feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  2. Mi madre vivió esa época... ¿Y lo de lavar a mano, incluído pañales?
    ¿Sobreviviríamos a todo eso ahora que estamos acostumbrados a lo bueno?

    ResponderEliminar
  3. Inimaginable ahora estar sin fregona!!
    Recuerdo también que estaban saliendo los pañales de celulosa
    cuando tuve a mi primer hijo.
    Que bien estamos ahora.....
    Un abrazo!! unmardecoses.blogspot.com
    mitjarmilla.blogspot.com
    núria

    ResponderEliminar
  4. Yo también recuerdo ver a mi madre de rodillas, sobre un almohadilla fregando el suelo. A mi ya me enseñó a hacerlo con la fregona, un gran invento. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
    http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  5. Que hariamos sin la fregona!!!!:)
    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Hola Arish.
    Muchas gracias por visitarme y quedarte. Yo también me quedo por aquí.
    ¡¡Qué gran invento la fregona!! Encima ahora tuercen solas, con ese chisme que trae el cubo ¡menos mal!
    Buen fín de semana.
    Besitos, guapa.

    ResponderEliminar

TUS PALABRAS SON BIENVENIDAS A ESTE BLOG, EL LEERLAS ES UN ALICIENTE PARA SEGUIR. GRACIAS Y VUELVE OTRA VEZ.