sábado, 23 de marzo de 2013

ANIMAL PRINT




 Los estampados animales o el “animal print” como suele llamarse ahora son una moda que tiene sus ciclos, que va y viene según las épocas.

Es un tipo de estampado que a mí me gusta mucho, cuando lo veo poco me encanta, cuando lo veo por todas partes y en todo tipo de aplicaciones (bolsos, sabanas, faldas, zapatos, ropa de mesa) termino perdiendo el interés.

 Es un tejido que le gusta a casi todas las mujeres pero que luego la mayoría no se atreven a ponérselo, así que os propongo unos pequeños consejos para acertar con las prendas en estos estampados.
Regla 1: No te vistas toda de leopardo
No se te ocurra llevar más de una prenda animal print. Los excesos no son buenos y menos cuando se trata de este tipo de tejidos. Por eso, si llevas un vestido con estos estampados, combínalo con prendas y accesorios básicos y lisos, de preferencia en tonos negro o marrón.
Regla 2: Escoje el estampado adecuado
El animal print podemos encontrarlo en estampados de diferentes formas. Es importante que escojas el que más le favorece a tu figura, pues recuerda que aporta volumen. Por eso, si lo que quieres es estilizar tu silueta y disimular los kilitos de más, opta por un estampado con el dibujo pequeño y de preferencia en tonos oscuros.
Regla 3: No combines bolso y zapatos
Aunque esta es una regla ya un poco anticuada, en el caso del animal print debes ser todavía más cuidadosa. Elige  los zapatos o bien por el bolso, porque ambos juntos son demasiado, podrías caer en el vulgarismo.
Regla 4: Abrigos de animal print
A la hora de llevar un abrigo debes saber ciertas reglas. Lo que lleves bajo el abrigo debe ser sobrio y de un sólo tono. Una buena opción es combinarlo con un vestido negro o pantalón negro, para un look más elegante, o bien con unos jeans y un top negro para un look más informal.
Regla 5: Accesorios print
No te olvides que el animal print también puedes llevarlo a través de accesorios. Pero cuidado, debes llevar un sólo accesorio, o un collar, o un pañuelo, o un cinturón…, no se te ocurra llevarlos todos juntos, pues el efecto será el de un  árbol de navidad andante.
 Información encontrada en la red y opiniones que comparto.

jueves, 14 de marzo de 2013

MUJER

Si señor,este hombre se merece un aplauso.
EL DULCE SABOR DE UNA MUJER EXQUISITA (por Gabriel García Márquez)

Una mujer exquisita no es aquella que más hombres tiene a sus pies, sino aquella que tiene uno solo que la hace realmente feliz.
Una mujer hermosa no es la más joven, ni la más flaca, ni la que tiene el cutis más terso o el cabello más llamativo… es aquella que con tan solo una sonrisa y un buen consejo puede alegrarte la vida.
Una mujer valiosa no es aquella que tiene más títulos, ni más cargos académicos, es aquella que sacrifica su sueño por hacer felices a los demás.
Una mujer exquisita no es la más ardiente, sino la que vibra al hacer al amor solamente con el hombre que ama.
Una mujer interesante no es aquella que se siente halagada por ser admirada por su belleza y elegancia, es aquella mujer firme de carácter que puede decir NO.
Y un hombre, un hombre exquisito es aquel que valora una mujer así.
EL DULCE SABOR DE UNA MUJER EXQUISITA (por Gabriel García Márquez)

Una mujer exquisita no es aquella que más hombres tiene a sus pies, sino aquella que tiene uno solo que la hace realmente feliz.
Una mujer hermosa no es la más joven, ni la más flaca, ni la que tiene el cutis más terso o el cabello más llamativo… es aquella que con tan solo una sonrisa y un buen consejo puede alegrarte la vida.
Una mujer valiosa no es aquella que tiene más títulos, ni más cargos académicos, es aquella que sacrifica su sueño por hacer felices a los demás.
Una mujer exquisita no es la más ardiente, sino la que vibra al hacer al amor solamente con el hombre que ama.
Una mujer interesante no es aquella que se siente halagada por ser admirada por su belleza y elegancia, es aquella mujer firme de carácter que puede decir NO.
Y un hombre, un hombre exquisito es aquel que valora una mujer así.