lunes, 27 de octubre de 2014

LAS AMIGAS CURAN




Un estudio publicado por la Universidad de los Ángeles, California, indica que la amistad entre mujeres es verdaderamente especial. Se descubrió que las amigas contribuyen al fortalecimiento de la identidad y protección de nuestro futuro. Constituyen un remanso en medio del mundo real lleno de tempestades y obstáculos.


Las amigas nos ayudan a llenar vacíos emocionales de nuestras relaciones con los hombres y nos ayudan a recordar quienes somos realmente. Después de 50 años de investigaciones, se identificó que existen sustancias químicas producidas por el cerebro que ayudan a crear y mantener lazos de amistad entre las mujeres.


Los investigadores, hombres en su mayoría, se sorprendieron con los resultados de los estudios. Cuando la hormona OXITOCINA es liberada como parte de la reacción de las mujeres frente al estrés, ellas sienten la necesidad de proteger a sus hijos y de agruparse con otras mujeres; cuando pasa so, se produce una cantidad aún mayor de oxitocina, que reduce el estrés más agudo y provoca efecto calmante.


Estas reacciones no aparecen entre los miembros del sexo masculino porque la testosterona que los hombres producen en altas cantidades, tiende a neutralizar los efectos de la oxitocina; mientras que los eatrógenos femeninos aumentan la producción de esta hormona.

Después de repetidos estudios, se demostró que los lazos emocionales existentes entre las mujeres que son amigas verdaderas y leales, contribuyen para una reducción de riesgos de enfermedades ligadas a la presión arterial y colesterol. Se cree que ésta puede ser una de las razones de que las mujeres vivan generalmente más que los hombres. Las mujeres que no establecen relaciones de amistad con otras mujeres, no muestran los mismos resultsdos de salud.


Así que tener amigas nos ayuda no solamente a vivir más, sino también a vivir mejor. El estudio sobre la salud indica que cuantas más amigas tenga una mujer, mayor es la probabilidad de que llegue a vieja sin problemas físicos y llevando una vida plena y saludable.


En este mismo estudio se obserbó también cómo las mujeres superaban los momentos críticos (como la muerte del cónyugue ó de los padres) y se percibió que las mujeres que pueden confiar en sus amigas reaccionan sin enfermedades graves y se recuperan en un lapso menor que aquéllas que no tienen en quien confiar. El estudio concluyó que la amistad entre las mujeres constituye una fuente de fuerza, bienestar, alegría y salud.



Por eso y por muchas cosas más:

¡Que vivan las amigas!

Esta información la encontré en la red y me ha parecido interesante compartirla.

1 comentario:

  1. He aterrizado en tu otro blog tras pasar por el de costura que sigo. Interesante entrada. Te voy a seguir también por aquí. Bss

    ResponderEliminar

TUS PALABRAS SON BIENVENIDAS A ESTE BLOG, EL LEERLAS ES UN ALICIENTE PARA SEGUIR. GRACIAS Y VUELVE OTRA VEZ.